Me interesa que me orienten del punto de vista práctico cómo desarrollar temas de derechos umanos en el nivel inicial , chicos de 4,5 y 6 años .  Si conocen algún relato disparador  y tareas que se pueden llevar a la práctica ,  El interés es poder a la vez orientar a maestras jardineras , nivel inicial , gracias.

Visitas: 1377

Respuestas a esta discusión

Querido Juanca, se ha aportado al respecto en el Grupo Del Bicentenario. UN ABRAZO. !!
Para los miembros de este grupo lo tratado en el otro respecto a este tema:

Comentario de liliana hoet Hace 1 minuto
Eliminar comentario Respeto las posiciones, pero creo que los chicos están sometidos a la historia y a la crueldad de la historia. De lo que tendríamos que protegerlos es de que no vivan estas cosas, no de que no sepan. El conocimiento siempre es bueno, nos hace más libres y más fuertes. El no saber nunca nos protege, más bien nos condena.

Comentario de liliana hoet Hace 5 minutos
Eliminar comentario DE GRACIELA MONTES, CON ILUSTRACIONES DE REP, MAÑANA CON PAGINA/12
El relato del golpe, para niños
“Algunos pensamos que las cosas malas no van a volver a suceder si no las olvidamos”, dice Graciela Montes, para explicar por qué escribió la historia del golpe militar del ’76 dirigida a niños. Una herramienta para contestar preguntas, hacerse entender y enseñar la ventaja de la memoria.







Por Karina Micheletto
“Algunas personas piensan que de las cosas malas y tristes es mejor olvidarse. Otras personas creemos que recordar es bueno; que hay cosas malas y tristes que, si no van a volver a suceder, es precisamente por eso, porque nos acordamos de ellas, porque no las echamos fuera de nuestra memoria.” Con estas palabras, la escritora Graciela Montes comienza a narrar El golpe. El suyo es un relato preciso, contundente, que abarca las condiciones sociales y políticas en que se gestó ese golpe de Estado, la Triple A, organizaciones como ERP y Montoneros, los centros clandestinos de detención, las torturas y desapariciones de personas, la plata dulce, las Madres de Plaza de Mayo, la labor de la Conadep, el Punto Final y la Obediencia Debida, la reciente derogación de estas leyes. Es un relato pensado para los chicos y, como todo buen texto escrito para ellos, plausible de ser compartido por los grandes. Página/12 obsequia con su edición de mañana el fascículo especial El golpe, ilustrado por Rep, que describe los sucesos de 1976, en un recorrido que llega hasta la actualidad.

Se trata de la cuarta edición ampliada y actualizada de un trabajo originalmente encargado por este diario para el 20° aniversario del golpe militar. Al analizar las condiciones en que escribió El golpe, Graciela Montes hace hincapié en la necesidad de que este relato sea tomado por más voces. “Desde la literatura infantil, saludablemente, el tema fue y sigue siendo abordado. Lo que todavía no hay son más textos de divulgación, relatos históricos para los chicos, crónicas que asuman esta parte de la historia. Ya es tiempo de que lo cuenten más personas”, señala la escritora, ganadora del último Premio Alfaguara de Novela, entre otras distinciones.

–¿Por qué decidió asumir usted esta tarea?

–La propuesta de Página/12 respondió a una necesidad personal: me pareció que la generación que sigue tenía que tener un relato de lo que pasó. Y lo conté como lo viví. Yo no soy historiadora, pero sí tengo bastante charlas con los chicos sobre este tema. Fue difícil, porque es una historia muy triste y a uno le trae recuerdos tremendos. Pero sentí que era parte de mi deber.

–¿Qué fue lo más difícil de escribir?

–Todo fue arduo, porque para escribir uno está obligado a tomar distancia de algo que tiene demasiado cerca, inevitablemente. Por supuesto que fue especialmente difícil contar las cosas más duras, como la tortura. Pero también fue complicado lograr enfocar ese momento histórico en toda su complejidad.

–¿Cómo trabajó los conceptos de memoria y reconstrucción del pasado en relación con los más chicos?

–No sabría conceptualizar desde dónde lo trabajé. Les conté a los chicos lo que pasó con la misma sencillez con que se lo contaba a mis hijos, que nacieron en ese tiempo. De una manera muy directa, no como una historiadora, pero sí con conocimientos históricos. Es un trato muy directo, de persona a persona: no soy maternalista ni paternalista con los chicos, y tengo respeto por su parecer. Soy una persona que está hablando con otras personas, no con alguien que puede menos, simplemente con alguien que todavía no sabe algunas cosas.

Además de este trabajo, Montes es autora de otros textos sobre el tema, como la colección Entender y Participar o el libro El golpe y los chicos, en el que suma al texto de El golpe testimonios de hijos de desaparecidos que relatan sus recuerdos.

–¿Cómo manejó el registro con los testimonios de hijos de desaparecidos?

–Surgió, justamente, de la necesidad de que esta historia sea contada por muchas voces y vista por muchos ojos, de que sea un relato polifónico. Por eso les di el espacio para que contaran sus recuerdos personales. Muchos habían estado presentes en el momento de la desaparición de sus padres o habían sido secuestrados junto con ellos. Lo hice con todo el cuidado y el respeto que merece un trabajo de este tipo. Grabé largas conversaciones y las transcribí, sin cambiar las palabras, sólo seleccionando pasajes que después mostraba a los que habían dado su testimonio, para asegurarme de que se sintieran representados en esa selección. Como método de trabajo, me pareció el más respetuoso que podía adoptar. No me hubiese puesto en la palabra del otro, porque creo que una de las cosas que hay que aprender es a respetar cómo cada uno relata su historia.

–En estos diez años debe haber tenido muchos comentarios sobre El golpe, devoluciones de chicos, padres y docentes. ¿Hubo algo que le haya llamado la atención?

–Los comentarios siempre son muy interesantes, y hubo de todo: desde el que agradeció hasta el que me reprochó, desde una posición no tan lejana a la mía, que es muy duro hablarles a los chicos de estas cosas. Una de las cosas más interesantes es lo que suscita la lectura del texto en las casas. Los chicos empiezan a preguntar en qué estaban los padres en ese momento, qué pensaban ellos cuando estaba pasando esto. Muchos padres que no habían hablado de esa época empezaron a recordar sus propias experiencias del momento. Produce bastante movimiento de la memoria de todos.

–¿Qué les responde a los que le dicen que su texto es demasiado duro para los chicos?

–Respeto las posiciones, pero creo que los chicos están sometidos a la historia y a la crueldad de la historia. De lo que tendríamos que protegerlos es de que no vivan estas cosas, no de que no sepan. El conocimiento siempre es bueno, nos hace más libres y más fuertes. El no saber nunca nos protege, más bien nos condena.



Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/2-2079-2... Comentario de juan carlos mesa Hace 32 minutos
Eliminar comentario Helvia, interesantes tus conceptos , de acuerdo a mi experiencia es muy dificil tratarlo como parte del Proyecto Institucional ,ya que prevalece la idea que de política no se habla , no obstante encontramos docentes que buscan orientación para tratar el tema y también desde la Dirección Departamental de Educación realizamos unos ejes para facilitar la discusión , tendré en cuenta tu valioso análisis , asi como lo acercado por Gustavo , a todos muchas gracias por la respuesta dada , seguramente que algunas ideas van a reproducirse en nuestras aulas. Comentario de Helvia Cesario Guglielmi Hace 40 minutos
Eliminar comentario Sin tiempo para leer lo que te manda Gustavo aquí encontré el fascículo "El Golpe" (por Graciela Montes) en su tercera edición ampliada 2001, pero atrás advierten que la versión original formó parte después del libro "El Golpe y los chicos" Bs.As. Gramón-Colihue 1996- Editorial La Página. Comentario de Gustavo Juan Pérez Hace 1 hora
Eliminar comentario Cómo explicar la dictadura en la escuela primaria

Hace cuatro años que la Subsecretaría de Derechos Humanos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires realiza un comprometido esfuerzo en acercar a los alumnos y docentes de las escuelas porteñas materiales, propuestas y herramientas para trabajar la última dictadura militar, sus consecuencias en el presente y la necesidad de una memoria colectiva sobre aquellos sucesos. Desde 12(ntes) les pedimos que nos cuenten su experiencia y nos sugieran algunas actividades con el objetivo de que otros docentes del país puedan reapropiarse de ellas e implementarlas en sus aulas.

Alba Pereyra Lanzillotto. Área de
Capacitación de la Subsecretaría de
Derechos Humanos del Gobierno de
la Ciudad de Buenos Aires

La posibilidad de trabajar con niños de la escuela primaria sobre el contexto
en el cual se dio la última dictadura militar, sus antecedentes, las características
propias de la etapa y, sobre todo, las consecuencias posteriores,
nos permite reflexionar como adultos, como docentes y como personas comprometidas
con la educación. Asumimos la tarea de explicar esa etapa histórica
que los niños no han vivido directamente y que sin embargo les pertenece.
Lo hacemos desde la responsabilidad que significa instalar en la
sociedad la memoria que le permite analizar y comprender críticamente los
acontecimientos que tienen su efecto en la actualidad, en una realidad de la
que estos niños sí son protagonistas.
No es una misión fácil por lo que es preciso tener cuidado a la hora de
presentar un tema semejante. Hablar de la dictadura militar implica introducir
términos como secuestro, tortura, apropiación de niños, adopciones ilegales,
centros clandestinos de detención, genocidio y otros conceptos que deben
ir acompañados de rigurosas explicaciones a la altura de la natural
curiosidad de los niños que todo lo cuestionan, que todo desean saber con
exactitud. Partiendo de esa consideración es que decidimos abordar la etapa
de los '70 utilizando disparadores como los lugares de la memoria en
nuestra ciudad, los derechos humanos, el respeto por la diversidad (la libertad
de opinión, la aceptación del otro, la no discriminación), la diferencia
entre la democracia y la dictadura (entre un gobierno de facto y uno elegido
por el voto ciudadano) y también -como “nobleza obliga” - desde las
luchas de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.
Los lugares de memoria
Realizar una reflexión colectiva sobre un tema como la última
dictadura militar en el contexto de un lugar de la memoria ayuda
a comprender el por qué de estos sitios y sobre la necesidad de su
construcción para conocer la historia fuera del espacio del aula y
más allá de lo que nos dicen los libros de texto. Una posibilidad es
buscar en cada ciudad un espacio representativo que permita pensar
y debatir sobre nuestra historia reciente. Esto, sin duda, contribuye
a tener una mirada de la historia como algo vivo, dinámico y
humano. Los sitios de la memoria pueden ser plazas, casas históricas
-lugares de militancia, de estudio, de trabajo-, placas, esculturas,
murales, monumentos, señalizaciones.También pueden ser libros,
revistas, diarios, documentos, fotografías. Lo importante es el testimonio
que dejan y el valor simbólico que tienen en la comunidad.
Desde la Subsecretaría, por ejemplo, realizamos visitas guiadas al
Parque de la Memoria. En ese ambiente, al aire libre, niños de diversas
edades, provenientes de distintas escuelas de la Ciudad de
Buenos Aires, participan de un taller en el cual, a partir de la memoria
como eje conductor, hablamos de la dictadura, cómo se gestó,
cuáles fueron sus características, qué consecuencias produjo en
la población y, aún más, cuáles son sus consecuencias actuales. Para
ello elaboramos un guión básico que, de acuerdo a los requerimientos,
los conocimientos y las curiosidades de docentes y alumnos,
va enfatizando determinadas cuestiones.
En todas provincias de nuestro país existen personas y organizaciones
vinculadas al tema de los Derechos Humanos. En general
estos grupos han tenido una actividad relevante y una militancia
concreta en diversos ámbitos -gremial, educativo, político y social.
Tomar sus testimonios y sus vivencias sobre esa época de nuestro
país puede ser muy valioso porque ofrece la posibilidad de que los
niños conozcan y puedan entrevistar directamente a personas que
han sufrido en carne propia la represión de la última dictadura militar.
Tal vez estas personas son vecinos, parientes o amigos pero la
comunidad no sabe de su historia y de su lucha militante y de
cuánto puede aportar con su experiencia al afianzamiento en los
niños de una visión crítica de la historia reciente.También, puede
invitarse a estas personas a recorrer los sitios que ellos consideren
relevantes y notables para la época que se pretende estudiar.
Trabajar con cuentos
Otra propuesta didáctica interesante para abordar esta temática
es la utilización de textos ficcionales.
Transcribimos a continuación tres actividades que tienen como
eje la lectura y el trabajo con cuentos.
Estas propuestas fueron extraídas del cuadernillo Recuerdo, reflexión
y aprendizaje - apuntes y actividades para trabajar sobre el día de la
Memoria (Nivel inicial y primario), realizado por la Subsecretaría de
Derechos Humanos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
LOS DERECHOS DE TODOS (Alumnos de preescolar a séptimo grado)
Objetivo: estimular la reflexión sobre los derechos humanos y la
concepción de la persona como sujeto de derechos y responsabilidades.
Materiales:
- Cuento de Ema Wolf: Donde los derechos del niño Pirulo chocan con los
de la rana Aurelia. En: Cuento con vos. Un libro de cuentos sobre tus derechos.
Ministerio de Cultura y Educación de la Nación, Bs. As., 1999.
- ¿De qué hablamos cuando hablamos de derechos?, Convención sobre los
Derechos del Niño, editado por CTERA, UNICEF y Cámara Argentina del libro.
Consigna:
- Leer los materiales propuestos.
- Reflexionar sobre los derechos humanos a partir del material propuesto.
- Reflexionar acerca de qué significa tener derecho y sobre si todos los derechos
son iguales.
Puesta en común: cada subgrupo expondrá sus reflexiones sobre
derechos humanos y su relación con la vida y la dignidad humana.
Síntesis de la coordinación: integrar lo expuesto por cada subgrupo enfatizando
la dignidad intrínseca de todos los seres humanos y la importancia
de la vigencia de los derechos para lograr una mejor convivencia. Explicar
que esto sólo es posible en democracia y relacionar con la falta de garantías
en el cumplimiento de los derechos durante la dictadura.
¿QUÉ ES UNA DICTADURA? (Alumnos de primero a tercer grado)
Objetivo: indagar en las características de un gobierno autoritario para
ejemplificar algunos aspectos de la dictadura 1976-1983
Consigna: Leer el cuento La caída de Porquesí, el malvado Emperador, de
Silvia Schujer.
Puesta en común: los alumnos discuten en grupo las preguntas planteadas
y aquellas cuestiones que pudieran surgir de la lectura del cuento.
Coordinación: el docente sugerirá las analogías que puedan existir entre la
conducta del gobernante del país del cuento y la de un dictador. Mencionará
entonces algunos aspectos de la dictadura 1976-1983 que puedan ser comprensibles
para niños de primer ciclo, tales como: aspectos referidos a la
censura de libros y películas, imposiciones acerca de la vestimenta y el aspecto
físico (prohibición de la minifalda, la barba y el pelo largo) particularmente
en las escuelas.
Guía para el análisis del cuento:
¿Qué razones da el emperador para exigir lo que exige? ¿Tiene derecho el
emperador a exigir lo que exige? ¿Es justo? ¿Por qué? ¿Puede alguien exigir
a otro que le entregue los frutos de sus árboles? ¿Por qué? ¿Puede alguien
exigir a otro que sonría? ¿Por qué? ¿Por qué las personas del pueblo
al principio no dicen nada y luego sí? ¿Por qué se llama “Porquesí” el emperador?
QUIERO SER PARTE (Alumnos de tercero a quinto grado)
Objetivo: reflexionar acerca del derecho a participar, entendiéndolo como
un derecho inclusivo que implica el reconocimiento, ejercicio y promoción
de una serie de derechos: a la libre expresión, a ser escuchado, a tener voz
y voto, a reclamar y controlar el cumplimento de las normas, a criticar, a
reunirse y asociarse, a informarse para la toma de decisiones.
Material: Un monte para vivir, de Gustavo Roldán. En: Cada cual se divierte
como puede, Ed. Colihue.
Consigna:
- Leer el cuento.
- Reflexionar sobre lo que implica participar: “formar parte” y “tomar parte”
teniendo en cuenta la trama y los personajes del cuento y las experiencias
de participación propias o de conocidos.
Puesta en común: cada subgrupo expondrá sus reflexiones al grupo.
Síntesis de la coordinación: relacionar el cuento con lo que implica vivir en
dictadura y lo que le pasa a las personas cuando cercenan sus libertades.
Guía de análisis del cuento: ¿Por qué el tigre tiene poder sobre el resto de
los animales? ¿En qué se sustenta la fuerza de los animales para echar al
tigre y a sus amigos? ¿Qué relación tiene este cuento con la dictadura y la
democracia?
Para cualquier consulta a la Subsecretaría de Derechos Humanos (GCBA), pueden dirigirse a:
Correo postal: Av. de Mayo 525, 1º piso, of. 136
Tel: (011) 4331-7354 o 4323-9400 int.2401
E-mail: capacitacionssdh@buenosaires.gov.ar

numero01.pdf Comentario de Helvia Cesario Guglielmi Hace 1 hora
Eliminar comentario En todos los casos como ha dicho bien Graciela, lo importante es trabajar el fondo de la cuestión, quiero decir tener claro los conceptos que alimentan ese pequeño sistema de ideas que vamos a transitar: dictadura-represión-militarismo-golpe de estado-memoria activa… u otros sistemas que podamos determinar y delimitar previamente.
Buscar el lenguaje adecuado según la edad de los niños. El tema aquí es que en los casos de niños pequeños la vivencia tiene anclaje en el sentimiento y la acción, y esta dupla debe ser considerada previamente.
Deberíamos conversar antes, entre todos los que participarán del tratamiento del tema según como aparece incluido en el Proyecto Curricular Institucional (PCI) del Centro de Estudios al que nos estamos refiriendo. Este tipo de temáticas de gran alcance en lo social y político y tan caros al sistema de ideas de cada grupo familiar o social es algo delicado.

Entonces conocer muy bien el COMO fue considerado en el Proyecto Curricular (PCI) es el comienzo.
Reunir a todos los actores que tengan desde su lugar algo que aportar: por ejemplo: El gabinete psicosocial ¿fe considerado a la hora de planear este tema en el PCI?¿cuál puede ser su aporte?, ¿Qué elementos de la Cultura particular de esa escuela –todas tienen una cultura institucional particular- entran en juego?¿Qué problemáticas previas ha detectado el Equipo Directivo a la hora de plantear la inclusión de estos contenidos en el programa? .
Los docentes que intervendrán ¿qué tratamiento particular le dan al tema dentro y fuera de sus historias personales?

Vos dirás ¿será para tanto?; en estos casos especialmente SI.

La construcción del sentido democrático y la deconstrucción del opresor dentro nuestro –como docentes- es fundamental para la trasposición didáctico-pedagógica.

Este tipo de temáticas son fuente inmejorable de recuperación de valores perdidos, de sentidos, de ocultamientos, de negaciones… etc, que pueden contribuir o perturbar a la hora de actuar la clase, de modo que deben ser sometidos previamente a crítica.

En todos los casos deberíamos comenzar por lo que se conoce como “saberes previos” de los niños y de todos los implicados.

Dice Freire que uno debe comenzar por el sentido común para ir llevando al alumno hacia el sentido estricto de los conocimientos que vamos a transmitir, y mal podemos nosotros abordar un tema tan complejo, si no tenemos un “conocimiento riguroso” de las temáticas o si ellas nos afectan directamente y no las hemos resuelto.

Los niños pequeños viven (vivencian) a través del juego, ellos no tienen aún posibilidad de reflexionar en su sentido estricto, menos de emitir juicios. Pero sí de ponerse en contacto con expresiones metafóricas (lúdicas o literarias) que les ayuden a entender los concepciones que PREVIAMENTE HAYAMOS LOS ADULTOS ANALIZADO, DEBATIDO Y "TOMADO DECISIONES".

Hay en este último sentido buenos materiales para examinar. Hace unos años y para los niños de primaria, Pagina 12 había sacado un material interesante creo que realizado por María Granata.
Muchas gracias a todos los que se interesaron por el tema , me pareció oportuno plantearlo en los dos sitios , tengomuy buen material , ya comentaré los resultados .-

HOLA,SOY V.D. DE UNA ESCUELA PERIFÉRICA DEL GRAN LA PLATA,NO JARDÍN DE INFANTES, AUNQUE TAMBIN SOY...JARDINERA ENTRE OTRAS COSAS.

EL DISCURSO Y LA BAJADA CURRICULAR ES CIERTA,PERO EN EL DIARIO VIVIR ESCOLAR , EL ACCIONAR CUESTA Y MUCHO. NUESTROS ALUMNOS, COMO DIJERAN DESDE EL GOBIERNO PROVINCIAL Y MUNICIPAL CONFORMAN JUNTO A SUS PADRES EL CORDÓN VERDE DEL GRAN LA PLATA. MAYORITARIAMENTE COMUNIDADES BOLIVIANAS , PARAGUAYAS Y DEL NORTE DE NUESTRO PAÍS, QUE MISERABLEMENTE COSECHAN LAS VERDURAS DE LA ZONA , SIENDO LOS DUEÑOS DE LA TIERRA, LOS ANTIGUOS TANOS, (DE LOS QUE MUCHOS PROVENIMOS), PERO QUE EN OTRA EPOCA , LLEGARON SIN NADA Y, SABÍAN LO QUE SIGNIFICABA UN PEDAZO DE TIERRA Y TRABAJARLA, ELLOS FUERON EXPLOTADOS Y, AHORA SON LOS EXPLOTADORES QUE VENDEN AL EXTERIOR (A PRECIO DOLAR)LOS ALCAUSILES O LOS FLORES.

PERO HAY UNA GRAN DIFERENCIA DE UNA EPOCA A LA OTRA, DE UNA REALIDAD SOCIAL A LA OTRA. ANTES SE DEJABA UN TROZO DE TIERRA, CERCA DE LA CASA, PARA CONSUMO PROPIO,AHORA LAS VERDURAS, POR EJEMPLO, SON LA HERRAMIENTA DE TRABAJO Y, LOS NIÑOS SIGUEN ALIMENTANDOSE CON HARINAS. HACER COMER ALGO CON VERDURAS EN EL COMEDOR DE LA ESCUELA , ES TODO UN DESFÍO. ALLÍ HAY UN IMPORTANTE TRABAJO PARA REALIZAR JUGANDO PARA QUE FUTURAS GENERACIONES ESTÉN BIEN ALIMENTADAS .PRIMER DERECHO, EL ALIMENTO Y EL CUIDADO DE LA SALUD.

COMO DIRECTIVO ME INTEGRÉ EN LAS COMUNIDADES ABORIGENES Y, COMPRENDIMOS QUE PARA QUE LOS NIÑOS RESPETEN LO QUE NOS BAJAN CURRICULARMENTE , COMO TODO SABER PREVIO , TENÍAMOS QUE COMENZAR A RESPETAR SUS FIESTAS, SUS TRADICIONES Y, DESDE EL 2010, COMENZAMOS A CELEBRAR LA FIESTA DE LA PACHA MAMA, EL 1º DE AGOSTO, EXPONIENDO ADEMÁS , SUS COLORIDOS TEJIDOS Y, LOS MÁS GRANDES CONTANDO, MEJOR QUE NOSOTROS EL SIGNIFICADO DE CADA COLOR EN CADA BANDERA DE SU PUEBLO ORIGINARIO Y, EL DÍA DE LA TRADICIÓN , NO SON SOLO ZAMBAS Y CHACARERAS,ES UN LARGO TRABAJO DE CADA DOCENTE CON LAS COMIDAS, QUE ALGUNA MAMÁ PREPARA, CON LOS BAILES Y MANUALIDADES DE TODOS LOS PUEBLOS QUE FORMAN NUESTRA COMUNIDAD.

 

NO SALIMOS EN DIARIOS O REVISTAS Y, NADIE NOS DA UNA PALMADA , SOLO ENTRE NOSOTROS,PERO ES UNA MANERA DE RESPETAR LOS DERECHOS HUMANOS DE QUIENES ESTÁN, AHORA, A NUESTRO CARGO. LA HISTORIA Y LAS FECHAS LAS RESPETAMOS , PERO SABEMOS QUE SI NO RESPETAMOS Y ESCUCHAMOS SUS NECESIDADES DE HOY , LO DEMÁS SERÁ UN MERO DISCURSO.TAL VEZ UN JUEGO MOTIVADOR, PERO PARA OTROS NIÑOS.LOSDICCIONARIOS ABORIGENES ESTÁ, EN NUESTRA POBRE BIBLIOTECA, GENERALMENTE PARA QUE NOSOTROS, PRIMERO PODAMOS INTERPRETAR ALGUNA FRASE O DICHO DE LOS PIBES O SUS PADRES. SOLO ES, "RESPETAR" PARA SER RESPETADO.

 NO SÉ, SI DE ALGO TE SIRVIÓ, LO SIMPLE Y COTIDIANO QUE HE PODIDO COMENTARTE, OJALÁ SEA ASÍ. CON CARIÑO, CRISTINA ALBISINI.

RSS

© 2014   Creado por Juan del CESA.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio